Portada

MEDICAMENTOS Y CONDUCCIÓN.


Algunos medicamentos (Ej. ansiolíticos, antidepresivos...incluso algunos para tratar los resfriados o las alergias) pueden afectar negativamente a la capacidad de conducir vehículos, provocando somnolencia, disminución de la atención, incremento del tiempo de reacción...

Los preparados de administración ocular pueden afectar a la visión.

Un mismo medicamento podría no afectar a una persona y sí a otra, incluso afectar de forma diversa a la misma persona en diferentes ocasiones. El efecto del medicamento puede ser más marcado en los primeros días del tratamiento o en caso de cambio de dosis.

Los medicamentos que pueden interferir en la conducción llevan en su envase un pictograma "triángulo rojo con un coche negro en el interior sobre fondo blanco, muy similar a una señal de tráfico, con la leyenda Conducción: ver prospecto".
pict

 

Consulte a su farmacéutico.

Recomendaciones.
Información para profesionales sanitarios.